Agricultura Rural en Argentina
toro

Inseminación artificial y reproducción en toros

Introducción

La termografía infraroja (IRT) es una tecnología no-invasiva que provee una imágen de las emisiones infrarojas de un objeto determinado, permitiendo una estimación de la temperatura superficial de tal objeto con una aproximación de 0,1°C. A los fines de obtener un termograma (imágen), un scanner ubicado a aproximadamente un metro del escroto del toro convierte la energía infraroja electromagnética en señales de video electrónica. Tales señales se amplifican y se muestran con una imágen en escala de grises de ocho niveles. La imágen del video se almacena usualmente en un video cassette para luego ser procesada a través de un convetidor análogo-digital, permitiendo un análisis de mayor profundidad del termograma haciendo uso de un sistema computacional especializado para poringa. La computadora posee numerosas funciones incluyendo la habilidad de capturar imágenes a 36 colores, cada una representando un rango de temperatura determinado. El escroto del toro es un elemento específico para la IRT (termografía infraroja) habida cuenta de su variación térmica normal, su carencia de pelo, y su capacidad para radiar energía calórica o infraroja (emisividad; E=0.98), aproximándose a la emisión perfecta del cuerpo (E = 1.0).

El mantenimiento de una temperatura determinada dentro de los testículos del toro resulta esencial para la producción normal de esperma. Se ha registrados los efectos adversos de una temperatura testicular elevada sobre la producción de esperma, la calidad seminal y la fertilidad del macho subsecuente (5, 6, 7, 8). Por este motivo, se espera que la habilidad de monitorear la temperatura escrotal / testicular contribuya a nuestra comprensión y evaluación de la función del aparato reproductivo del animal. Se ha usado la termografía infraroja  para diagnosticar patologías escrotales / testiculares, particularmente varicocele, en el hombre (2, 3) y hasta un cierto límite en los animales domésticos. Wolfe et. al (9) empleó la IRT para monitorear inflamaciones seguidas por una orquiectomía unilateral en los toros, mientras que Purohit et al. (4) presentó las primeras descripciones de los termogramas infrarojos para estos animales caracterizados por la termoregulación escrotal / testicular tanto normal como anormal. Esta tecnología también ha sido utilizada para identificar una termoregulación deteriorada en el escroto y testículos del jabalí (Coulter, información no editada).

Superficie Escrotal vs. Temperatura Testicular

Presumiblemente, la temperatura superficial del escroto refleja la temperatura de estructuras tales como los testículos y el epidídimo. Sin embargo, antes de realizar interpretaciones exactas de los termogramas, se precisó una descripción detallada de la relación entre el porno argentino y cómo se mide con la IRT, y la temperatura testicular subcutánea y profunda. De nueve carneros bajo anestesia se quitó el testículo derecho de la túnica parietal y se reemplazó por un testículo sustituto artificial (un balón lleno de agua) a través del cual el líquido con una temperatura desconocida circulaba (Figura 1). Se empleó un testículo artificial con el objeto de controlar la temperatura escrotal interna. De este modo, la relación entre las temperaturas superficiales e internas pudo definirse críticamente, mientras que la generación de las variaciones térmicas predecibles es difícil de lograr bajo condiciones psicológicas normales. El testículo izquierdo se mantuvo intacto sin intervención quirúrgica alguna. Se insertaron resistencias térmicas en el testículo artifical (Figura 1; TP), entre la piel escrotal y la túnica parietal sobre el lateral derecho (SQT), y dentro del testículo izquierdo intacto (AT). Se midieron las temperaturas  escrotales superficiales sobre el testículo artifical o sustituto y el intacto mediante la IRT.

(FIGURA 1)

Termografía Infraroja

Los datos térmicos de la superficie escrotal se obtuvieron a través del uso del sistema Thermovision 782 (AGA Infrared Systems AB, Danderyd, Suecia) equipado con un detector de ondas cortas de antimonio e indio. Se utilizó una proporción de 10°C y un nivel térmico apropiado para cada carnero en forma individual. Se colocó el scanner de IRT -dotado de lentes de 12°- aproximadamente a 1,5 m. de la superficie escrotal. Se grabó en un videotape la información análoga de la IRT, se la procesó en un convertidor análogo-digital y se la analizó con el Sistema Digital de Procesamiento de Imagenes AGA usando el software Disco 3.0 (Gesotec Soft- and Hardware GmbH, Darmstadt, Alemania). Se determinaron las temperaturas de la superficie del escroto por el modo de medición relativo que emplea una referencia externa (cuerpo negro) con la temperatura conocida y el factor de emisión. La temperatura de la superficie escrotal se basó en la media de un área circular de 125 pixeles sobre el centro del testículo sustituto y el intacto.

La temperatura como se midió por IRT fue correlacionada (P < 0.0001) con la temperatura subcutánea (r = 0.95) y la del testículo artificial (r = 0.91) (1). El valor térmico diferencial entre la superficie del escroto (30.1 ± 0.1°C) y la testicular interna sobre el lado intacto (34.9 ± 0.09°C) fue de 4,8° en el animal bajo influencias de la anestesia a una temperatura ambiente de 25.6°C.

Como no se requiere el contacto con la piel del escroto para medir la temperatura superficial con la IRT, y como esta temperatura está directamente asociada con la temperatura de las estructuras internas, la tecnología de termografía infraroja (IRT) intensificará nuestra capacidad para mejorar la comprensión de la regulación térmica testicular y la función escrotal y del testículo.